shadows of time, de nathan troi anderson

Nathan Troi Anderson
Epilogue by W. Terrence Gordon
ISBN: 0-9762245-9-3
Mark Batty Publisher

Shadows of Time

El presente foto-ensayo cuenta, de entrada, con algunos puntos a favor:

-es un foto-ensayo, no un libro de fotografías.
-las fotografías de Troi Anderson son muy buenas: soberbio blanco y negro, alto contraste, magníficamente compuestas, juegan libremente con la utilización de la luz -metáfora y, de alguna manera, hilo conductor del libro-.
-el epílogo escrito para la ocasión por el celebrado experto en McLuhan, Terrence Gordon, sitúa al lector desprevenido en la obra y encauza la interpretación.
-la edición de MBP es impecable.

Dicho esto, debo admitir que la máxima mcluhaniana que asume la tecnología como extensión del cuerpo humano y la tantas veces revisitada conexión entre las cavernas, el exabrupto publicitario y la metrópolis moderna, constituyen un tópico, precisamente, revisitado. Esta obvia relación es tan obvia que reclama un análisis algo más riguroso, un estudio en todo caso, que no tema apartarse de los enunciados de Marshall para abrazar un enfoque, ironías de la vida, que contextualice en un marco histórico determinado -éste en el que vivimos- dotándolo de sentido, de otro sentido.

La luz eléctrica es pura información

Como si el mundo se hubiera detenido allá por 1967 y en estos cuarenta años no hubiera cambiado nuestra lectura de El Medio es el Masaje. Factores como la nueva interdependencia social, la escisión del ámbito de lo privado, la desintegración del universo de lo íntimo, la banalización de la comunicación, la virtualidad de un compromiso cada vez más tibio y la profundización de la brecha que homogeiniza las diferencias que alguna vez supieron ser un preciado tesoro, son también sombras del tiempo, de un tiempo que ha estallado en mil pedazos dejándonos otra vez, a solas, con nuestros silencios.

La electricidad no ha prohibido dichas sombras.
Las ha transformado en postal y souvenir para nosotros,
turistas a pesar nuestro.

(Por Fernando Prats para Y SIN EMBARGO magazine)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *