sobre el génesis de sebastião salgado: una oda al retoque

Sebastião Salgado, Génesis _CaixaForum Barcelona
sebastiao-salgado_genesis_x_fernando-prats-7784

[Del 23 de octubre de 2014 al 8 de febrero de 2015 · Programa]

Sebastião Salgado inauguró ayer en el CaixaForum Barcelona su aclamada exposición “Génesis”. Un proyecto que le llevó ocho años de trabajo y treinta y dos viajes a lugares remotos y en cuyo programa podemos leer que se trata de más de doscientas fotografías en blanco y negro que son el testimonio de una larga coexistencia del hombre con la naturaleza, y una oda visual a un mundo que debemos proteger. Y allí estuvimos, con mi amigo Miguel Ruibal, prestos a ratificar o desmentir lo que se comenta off-the-record sobre el mentado génesis.

Sebastiao Salgado, Génesis
Sebastiao Salgado, Génesis
Sebastiao Salgado, Génesis

Uno de los problemas más frecuentes con las leyendas es el relacionado con la inmunidad: pareciera que no pueden ser criticadas. En el caso concreto que nos ocupa, las imágenes de Génesis me parecen una oda desfasada al exceso de retoque, un exceso que relativiza, incluso, el supuesto mensaje de la obra.

¿Son estos los paisajes terrestres y marítimos, los ecosistemas y comunidades que se han mantenido intactas?

¿Es la vuelta a la Naturaleza, al reencuentro con los orígenes, a los recónditos confines del planeta, un descontrol digital de Salgado?

Sebastião Salgado, Génesis _CaixaForum Barcelona
Sebastião Salgado, Génesis _CaixaForum Barcelona

Si según Salgado no hay fronteras entre la vida y la obra, ¿es así la vida según Sebastião?

Cuenta S.S. en una entrevista reciente que al final de la edición de las fotografías agrega un filtro para simular el ruido de las películas Tri-X de Kodak que usaba en su época analógica. Y vaya si se nota. El ruido digital no es grano, es uniforme y afecta por igual a esos típicos cielos HDR que a los pequeños lobos marinos.

Un proceso de trabajo curioso que comienza con la captura en digital, pasa a una plancha de contactos, luego a un negativo de 4 x 5 pulgadas que finalmente se copia con una ampliadora, ya que los coleccionistas y museos no quieren impresiones sino copias de sales de plata en papel. No deja de ser sintomático que incluso a este nivel, los clientes impongan las condiciones de producción.

Sebastião Salgado, Génesis _CaixaForum Barcelona
Sebastião Salgado, Génesis _CaixaForum Barcelona
Sebastião Salgado, Génesis _CaixaForum Barcelona

Hay otros aspectos poco mencionados a pesar de lo obvio, como encuadres que cortan extremidades o como la falta de expresión en retratos posados que reproducen una mirada etnocéntrica a la que lamentablemente ya nos hemos acostumbrado.

Sebastião Salgado, Génesis _CaixaForum Barcelona
Sebastião Salgado, Génesis _CaixaForum Barcelona


Salgado con Benedikt Taschen.

En fin. El tema con los mitos es que a veces, cuando nos sacudimos los prejuicios y la morriña, cuando nos bajamos del carro y acercamos el morro, se ve todo nublado.

Etiquetado , , , , , , ,

3 pensamientos en “sobre el génesis de sebastião salgado: una oda al retoque

  1. Las artes gráficas pasaron décadas perfeccionando el reticulado para la reproducción de imágenes. Primero en los viejos clisés, montados en base de madera, para la impresión tipográfica, luego en las autotipías y fitocromos para el offset.
    Todo para enriquecer y dar profundidad a la escala de grises y así acercarse cada vez más al tono continuo.

    Es curioso que en el siglo XXI, en función de una sobreexplotación de los recursos de software se produzca un retroceso, un empobrecimiento de matices y texturas en las tonalidades que genera un efecto indeseable (salvo que el autor, por razones que se me escapan, lo desee).

  2. Donde dice “…y fitocromos para el offset.”, debió decir “… y fotocromos para el offset.” (malditos correctores automáticos).

  3. […] i que he llegit algunes crítiques al seu tractament de la imatge que comparteixo en part (veure el blog de Fernando Prats), el poder de convocatòria d’un fotògraf tan prestigiós com Salgado té la força de […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *