motivo y variación sobre el fortuito encuentro con thomas bernhard

Click to buy it on paper, Lulu

Motivo y variación sobre el fortuito encuentro con Thomas Bernhard“.
ISBN: 978-1-4092-1550-9. Comprar o descargar.

Se trata de un cuadro teatral basado libremente en los peculiares textos de Thomas Bernhard.
Edición bilingüe (español-english).

Diseño: Estudi Prats
Imagen de la cubierta: Fernando Prats
Costante collaborazione importante: Rivera Valdez
Versión inglesa: Emilia Cavecedo
Additionalités: Alicia Pallas
Prólogo: Oriol Espinal

©Fernando Prats

Wydrukowano w Hiszpania
Inregistrata in SUA
Skriving i Argentina

La primera versión del presente texto se representó en directo en buenos aires, julio 1999, de acuerdo a la siguiente ficha técnica:
actores: eleonora mónaco, alejo recalde, sony báez, fernando prats
música original: sony báez y fernando prats
una producción de ‘teatro del vértice’
asistencia de dirección: mónica castaño
dirección de actores: eleonora mónaco
dramaturgia y dirección general: fernando prats

La presente obra se ha basado libremente en los siguientes textos de Thomas Bernhard:
“En las alturas” (1959) Anagrama (1989)
“Sí” (1978) Anagrama (1985)
“Extinción” (1986) Alfaguara (1992)
“El sobrino de Wittgenstein” (1982) Anagrama (1988)

# # #

It’s about a drama scene freely based on Thomas Bernhard’s peculiar texts.
A bilingual edition (español-english).

English version by Emilia Cavecedo, design by Estudi Prats, cover photo by Fernando Prats, prologue by Oriol Espinal, additionalités by Alicia Pallas and Rivera Valdez’ costante collaborazione.

The present text’s first version was performed live in Buenos Aires, July 1999, according to the following cast:
actors: eleonora mónaco, alejo recalde, sony báez, fernando prats
original music: sony báez & fernando prats
a production of ‘teatro del vértice’
assistant director: mónica castaño
performing director: eleonora mónaco
general director and dramatist: fernando prats

The present play is freely based on the following thomas bernhard’s texts:
“On the mountain” (1959)
“Yes” (1978)
“Extinction” (1986)
“Wittgenstein’s nephew” (1982)

# # #

Motivo y derivación
por Oriol Espinal

Sí, le digo sin mirarle el rostro, un rostro que por otra parte nunca he visto y a cuyo dueño le digo que sí a pesar de que la inexorable y cercana extinción de otro rostro que sí conozco (algo menos el alma que oculta) me empuja a decir que no, a recriminarme que cuando uno se encuentra atrapado en ciertas honduras emocionales no es recomendable refugiarse en las alturas de la palabra, y que para hablar de lo que no se puede hablar, mejor callarse, como por otra parte dejó escrito el famoso hermano de un no menos famoso pianista manco. Pero como a juicio de Aristóteles la amistad no puede considerarse como tal si uno no se comporta con el amigo como consigo mismo, hablaré, todavía no sé de qué, tal vez de fríos, de sótanos liberadores, tal vez de Thomas Bernhard, acaso de un tal Fernando Prats, ese amigo, artista y animador cultural cuyo rostro nunca he visto, o tal vez sí y yo no sepa que alguno de los rostros que he mirado a través del visor de mi cámara/máscara está asociado a la referencia onomástica con la que el susodicho firma sus heterogéneos pasos de baile: ayer una fotografía sostenida por una hermética peana textual, mañana un poemario antipoético de lo cotidiano, hoy el texto de un cuadro teatral estrenado en Buenos Aires, como el que me acaba de mandar por correo junto a una invitación a prologarlo, un texto acerca del cual que no puedo continuar hablando sin antes haber escuchado su verdadera dimensión mostrativa. En ello estoy. Callo, minimizo mi procesador de textos y me dispongo a descender los peldaños del motivo y variación sobre el fortuito encuentro con la bestia negra del católiconacionalsocialismo austriaco.

Tras un descenso un tanto precipitado, preludio suicida al que ha seguido una detenida y no-mística ascensión, regreso a las alturas de mi procesador de textos y me pregunto si resulta lícito hablar de aquello que ya habla y calla por sí mismo. En todo caso, diré que durante mi expedición me he preguntado si todo intento creativo (abocado irremediablemente al fracaso, como piensa Bernhard y muy probablemente Montaigne) justifica el sacrificio de una vida en estado puro, una vida sin una lógica que haga del trueno un silogismo, sin una música que desafíe el zumbido de una mosca, sin unos artilugios que traten de atrapar lo que ya dejó se ser, ofreciéndonos como triste trofeo un espejismo cuya contemplación nos arrebata la oportunidad de un nuevo instante de pureza, de rayos de luz y baile de polvo, de ausencia de mugre y de peste, de griterío de chusma de escuela secundaria ante las personalidades extraordinarias que adora. ¿Merece la pena renunciar a esa vida sin tiempo ni memoria y decantarse por las grietas y supresiones que dividen el mundo, aunque a través de ellas se haga difícil escuchar, sin que se desmorone como si fuera un montón de piedras, la voz ubicua de Julio Cortázar diciendo: “Toco tu boca, con un dedo toco el borde de tu boca”? No sé. ¿Acaso lo saben Ele y Ejo? ¿Y Hamm y Clov? Qué saben del mundo esas cuatro maneras de sentir y razonar que no supieran Bouvard y Pécuchet. La siempre irreductible realidad es una palabra hueca que torpemente define una exégesis neuronal a la cual no nos queda otro remedio que agarrarnos si no queremos que nuestra propia nada nos precipite a la nada de los otros, al infierno sartriano, al infierno urbano de Ejo, al infierno inacabado que las lumbreras del fascismo refinan de noche y maquillan de día.

//////////////

Motif and derivation
por Oriol Espinal

Yes, I tell him without looking at his face, by the way, a face I have never seen and to whose owner I say yes in spite of the inexorable and close extinction of another face I do know (a bit less the soul it hides) pushing me to say no, to reproach myself that when one is trapped within certain emotional depths it is not advisable to take shelter in the word’s heights, and that to talk about what cannot be talked about, better keep quiet, as the famous brother of a no less famous one-handed pianist left written.

But, as to Aristotle’s judgment, friendship cannot be considered as such if one doesn’t behave towards the friend as towards oneself, I’ll speak, I still don’t know what about, maybe of colds, of releasing cellars, maybe of Thomas Bernhard, perhaps of some Fernando Prats, that friend, artist and cultural host whose face I’ve never seen, or possibly I have and didn’t notice some of the faces I’ve seen through my camera/mask viewfinder are associated to the onomastic reference with which the aforesaid signs his heterogeneous dance steps: yesterday a picture supported by an hermetic textual stand, tomorrow an antipoetic collection of poems of everyday life, today the text of a drama scene premièred in Buenos Aires, such as the one he has just sent me by mail, together with an invitation to write its prologue; a text I cannot keep talking about before having heard its true demonstrative dimension. I’m working on it. I make silence, minimize my word processor and prepare myself to descend the motif and variation steps on the fortuitous encounter with the Austrian Catholicnationalsocialism’s bête noire.

After a somewhat hasty descent, suicidal prelude after which a detailed and non-mystic ascension has followed, I go back to the stage of my word processor and ask myself if it’s legitimate to talk about that which talks and silences by itself. In any case, I’ll say during my expedition I’ve asked myself if every creative attempt (inevitably doomed to failure, as Bernhard and probably Montaigne think) justifies the sacrifice of a life in pure state, a life with no logic making thunder a syllogism, without music defying a fly’s buzz, with no gadgets trying to catch that which already is no more, offering us as a sad trophy a mirage whose contemplation seizes our chance of a new instant of purity, of rays of light and dust dance, of absence of filth and stink, of high school rabble shouting faced to the extraordinary personalities they adore.

Is it worth renouncing that life without time or memory and pour off through the cracks and supressions dividing the world, even if it is difficult to listen through them, without crumbling as a stone pile, the ubiquitous voice of Julio Cortazar saying: “I touch your mouth, I touch the edge of your mouth with my finger”? I don’t know. Do Ele & Ejo know it? And Ham & Clove? What do those four ways of feeling and reasoning know about the world Bouvard & Pécuchet didn’t know already? The always irreducible reality it is a hollow word clumsily defining a neuronal exegesis we have no other remedy but holding on to, if we don’t want our nothingness to rush us into somebody else’s nothingness, to the sartrean hell, to Ejo’s urban hell, to the unfinished hell the fascism luminaries refine at night and make up by day.

Oriol Espinal,
Barcelona, july 2008

Pedir en papel en Bubok y/o en Lulu.

En Amazon.

# # #

El diseño gráfico de este libro ha sido galardonado por Design and Design y forma parte del anuario de diseño The Book of the Year Vol. 2.

# # #

Motivo y variación sobre el fortuito encuentro con Thomas Bernhard (spread)

# # #

[Comentar/Comentarios]

# # #

a taste of immadencity · below the surface · whe(re)n ? · objects subjects · Shapes and Shapes (formas y formas xl) · Motivo y variación sobre el fortuito encuentro con Thomas Bernhard · formas y formas · Corto y afilado · Una al día · Como volver a casa, pero no · Olores, palabras, rincones · De la risa a la rabia

9 pensamientos en “motivo y variación sobre el fortuito encuentro con thomas bernhard

  1. […] gráfica creada por Miguel Ruibal a propósito del texto de Fernando Prats (de Motivo y variación sobre el fortuito encuentro con Thomas Bernhard)  Loading … Sin comentarios » ¿Es un contenido […]

  2. […] gráfica creada por Miguel Ruibal a propósito del texto de Fernando Prats (de Motivo y variación sobre el fortuito encuentro con Thomas Bernhard) * Probablemente relacionado:motivo y variación… “Motivo y variación sobre el […]

  3. […] Obra gráfica creada por Miguel Ruibal a propósito del texto de Fernando Prats (de Motivo y variación sobre el fortuito encuentro con Thomas Bernhard) […]

  4. […] diseño de Motif and variation on the fortuitous encounter with Thomas Bernhard, de Fernando Prats, ha sido galardonado por la agencia Design and Design, dirigida por Marc […]

  5. […] diseño de Motif and variation on the fortuitous encounter with Thomas Bernhard, de Fernando Prats, ha sido galardonado por la agencia Design and Design, dirigida por Marc […]

  6. […] and Shapes (formas y formas xl) · Motivo y variación sobre el fortuito encuentro con Thomas Bernhard · formas y formas · Corto y afilado · Una al día · Como volver a casa, pero no · Olores, […]

  7. […] and Shapes (formas y formas xl) · Motivo y variación sobre el fortuito encuentro con Thomas Bernhard · formas y formas · Corto y afilado · Una al día · Como volver a casa, pero no · Olores, […]

  8. […] · below the surface · whe(re)n ? · objects subjects · Shapes and Shapes (formas y formas xl) · Motivo y variación sobre el fortuito encuentro con Thomas Bernhard · formas y formas · Corto y afilado · Una al día · Como volver a casa, pero no · Olores, […]

  9. […] · below the surface · whe(re)n ? · objects subjects · Shapes and Shapes (formas y formas xl) · Motivo y variación sobre el fortuito encuentro con Thomas Bernhard · formas y formas · Corto y afilado · Una al día · Como volver a casa, pero no · Olores, […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *